Hemorroides

Las hemorroides son dilataciones varicosas en el canal anal cubiertas por una mucosa.

Generalmente son hereditarias, aunque la constipación y el embarazo aumentan la presión intraabdominal y favorecen el prolapso hemorroidal.

Las hemorroides pueden ser internas o externas.

  • Hemorroides Internas

Se localizan en el canal anal, y a medida que crecen se deslizan fuera del ano pudiendo observarse a simple vista. Muchas veces hay que introducirlas manualmente para evitar que se ulceren o trombosen.

  • Hemorroides Externas

Estas hemorroides son cubiertas por la piel anal.
Generalmente aparecen después del parto, causan picazón, se irritan, originan dificultad para la higiene anal y son antiestéticas.

Las complicaciones más frecuentes son:

* Sangrado: La mucosa anal es muy fina, y el menor trauma de las hemorroides origina sangrado de distintos tipos. Esto puede ir desde un ligero sangrado que mancha la ropa hasta un sangrado crónico que conduce a la anemia.

* Trombosis: Es muy doloroso y deben ser tratadas inmediatamente.

* Prolapso: Se produce cuando las hemorroides salen del canal anal. La mucosa anal produce una secreción mucosa que lubrica el canal anal. Este moco es normalmente absorbido por el organismo, pero cuando la hemorroide esta prolapsada y la mucosa secreta fuera del recto genera humedad y mal olor. Esta situación se agrava cuando se ulceran.

* Estrangulamiento: Es un proceso sumamente doloroso que requiere inmediata intervención médica.

Diferentes tipos de tratamientos de las hemorroides:

  • Bandas elásticas

Se coloca con un instrumento una banda de goma en la base de la hemorroide, esta banda se ajusta para generar la necrosis o muerte de la hemorroide.
La principal desventaja es que el pos tratamiento es doloroso, estas molestias comienzan a disminuir a las dos semanas cuando se cae la banda y se seca la hemorroide.
Otra desventaja es que no todas las hemorroides pueden ser tratadas con este procedimiento. Por ejemplo, no es efectivo para hemorroides externas.

  • Tratamiento quirúrgico

Se extirpan las hemorroides con bisturí y tijera. Frecuentemente requiere de una anestesia general.
A causa del trauma generado por la cirugía la recuperación es más lenta y dolorosa.

  • Tratamiento Laser

En Hoogstra Centros Médicos utilizamos dos tipos de láser para el tratamiento no quirúrgico de las hemorroides internas y externas.
El Láser de Dióxido de carbono que produce corte y coagulación de las hemorroides con mínimo daño del tejido vecino.
Y los Láseres Vasculares de 980nm y 1.064 nm pulso largo para producir una coagulación intravascular similar a lo que se realiza con patologías vasculares de otras regiones.
Este procedimiento se realiza con anestesia local y sedación.

Haciendo una breve comparación entre el tratamiento láser y la cirugía convencional, podemos afirmar que el tratamiento láser:

  1. Es más efectivo
  2. Menos doloroso.
  3. Lleva menor tiempo de recuperación.
  4. Exite menor riesgo a complicaciones.
  5. No requiere de internación.
  6. Se puede realizar con anestesia local y sedación, mientras que el quirúrgico requiere en la mayoría de las situaciones anestesia general o peridural.
  7. El láser produce menor daño de los tejidos vecinos. La electrocoagulación utilizada en la cirugía convencional produce mayor daño, lo que hace aumentar el dolor, el tiempo de recuperación y la cicatrización de los tejidos.

Tratamiento no quirúrgico:

Se recomienda comer cada 4 hs y poca cantidad.
Alimentos ricos en fibras.
Verdura y frutas en general.
Legumbres como lentejas, soja , garbanzos, arroz integral.
Otros alimentos recomendados son avena, frutos secos como nueces, almendras, avellanas, ciruelas, pasas, etc.
Comer huevo y quesos untables, yogur y leche.

En plena inflamación hemorroidal es preferible evitar las frutas y verduras verdes y comenzar con las cocidas como zapallitos, calabaza, zanahorias, papas y batatas.
Las frutas para el proceso inflamatorio también tienen que ser cocidas: manzanas, peras, duraznos, etc.
Las carnes se recomiendan magras y con cocción mediana.

Evitar salsas picantes, ketchup, mostaza, etc.
Evitar toda especie picante.
No consumir bebidas alcohólicas, café ni mate.
El té de manzanilla es bueno y también se pueden hacer baños de asientos con té de manzanilla.
Tomar mucha agua es muy bueno para el intestino y las hemorroides.

Cremas de uso local:
Hay una gran variedad de cremas de uso local, algunas a base de corticoides, el cual es un buen antiinflamatorio, pero debe utilizarse por poco tiempo.
Hay otras a base de oxido de zinc, oxido de bismuto, lidocaina para aliviar el dolor.

Para agendar un turno en Sucursal Caballito, ingrese aquí
Para agendar un turno en Sucursal Belgrano, ingrese aquí
Para agendar un turno en Sucursal Pilar, ingrese aquí

Consultas vía internet:
Si tiene dudas o consultas sobre el procedimiento, ingrese aquí.

Compartir en Share on Facebook4Tweet about this on Twitter