Quistes sebáceos del testículo y del pene

Los quistes sebáceos o quistes epidermoides son tumores benignos. Se forman cuando la queratina, bloquea el orificio por donde sale el sebo producido por la glándula sebácea.

Los quistes sebáceos son por lo general de color blanco amarillento y tienden a desarrollarse en las áreas donde hay pelo, como el cuero cabelludo, el pecho, la espalda, la cara, la parte superior del brazo, el escroto y el pene.

Los quistes sebáceos pueden ser causados por un trauma de la piel y grandes niveles de testosterona, o también pueden ser hereditarios.

Tratamiento:
El tratamiento más comúnmente realizado es el quirúrgico. La operación consiste en resecar la piel con el quiste, la anestesia utilizada puede ser local o general.
Este procedimiento deja cicatrices cuyo tamaño va a depender del tamaño del quiste y también del número de los mismos.

En nuestros Centros Médicos tratamos los quistes epidérmicos con el Láser de Erbium (Lotus II ) o con el Láser de Dióxido de Carbono (Firexel-Morexel).

El Dr. Ricardo Hoogstra ha desarrollado un nuevo tratamiento para eliminar en forma definitiva estos quistes.
Realiza una incisión láser a través de la cual drena el contenido y quita la cápsula. Es un procedimiento indoloro, ambulatorio, efectivo y no deja cicatrices.

Con el Láser Lotus II no se necesita anestesia, ya que la alta velocidad de impacto del láser no genera dolor.
El procedimiento consiste en realizar un orificio en la pared del quiste a través del cual drenamos todo su contenido y extraemos la cápsula.

La piel donde se alojó el quiste la contraemos como lo hacemos cuando realizamos un rejuvenecimiento facial no quirúrgico con Láser.

Este procedimiento no deja cicatrices y el paciente puede retornar inmediatamente a su actividad.
⇒ Para consultar precios y obtener más información, haga clic aquí: Quistes Sebáceos del Testículo y del Pene


Testimonio de pacientes:

Lo invitamos a mirar los siguientes videos con el relato de pacientes que han recibido este tratamiento en nuestros Centros Médicos:

Compartir en Share on Facebook0Tweet about this on Twitter