Lunares

Estratégicamente colocados en la mejilla de una mujer pueden resultar atractivos. Algunas incluso se los pintan. Son las llamadas marcas de belleza, pero no todos los lunares son bonitos.

En la práctica diaria hay muchos pacientes que consultan para eliminar lunares que los consideran antiestéticos. La principal ventaja de tratar los lunares con láser es que se evitan cicatrices.

[cml_media_alt id='58']Helios II[/cml_media_alt]

Helios II

Tratamiento:
Eliminar lunares con bisturí, cualquiera sea su tamaño y número, conduce a seguras cicatrices.
Con el láser se obtiene una mejor oportunidad estética debido a que la luz del láser es absorbida por el pigmento nevico, consecuentemente se produce un calentamiento y vaporización que lleva a la eliminación del nevo sin dañar el tejido vecino.

Podríamos decir que el tratamiento con Láser Helios II es más preciso.
La satisfacción de los pacientes es alta.
Las recurrencias son bien aceptadas y de fácil corrección, por lo tanto, los láseres generan resultados más estéticos cuando se trata de eliminar lunares con esos fines.

Luego de más de 20 años utilizando distintas tecnologías láser he descubierto que el Láser Helios II Nd: YAG Q SWITCHEADO con doble modalidad de pulso 1.064 y 532 nm es el instrumento ideal para eliminar lunares y nevos como el de Ota, de forma rápida y segura, sin cicatrices y con resultados estéticos muy satisfactorios.

Los nevos son lesiones cutáneas benignas en su inmensa mayoría, sin embargo previo a todo tratamiento láser se debe realiza una valoración clínica, videoscópica y/o anatomopatológica de la lesión. La mayor parte de los lunares podrán ser extirpados con Láser en una única sesión y el paciente puede continuar inmediatamente con su vida normal, sin llevar ningún tipo de cura oclusiva.

⇒ Para consultar precios y obtener más información, haga clic aquí: Lunares

Haga clic en las imágenes para ampliarlas:

Ventajas del tratamiento de lunares con Láser Helios II:
• No requiere anestesia.
• Es un tratamiento médico-estético no quirúrgico realizado únicamente por médicos especialistas.
• Normalmente con una sola sesión se logra la eliminación permanente de la lesión.
• Excelente relación costo-efectividad.
• Resultados superiores a los que se obtienen con otros procedimientos.

La mayoría de lunares son totalmente benignos y no poseen ningún riesgo de malignización, pero debe ser extirpado quirúrgicamente y enviado para estudio histopatológico todo nevo que:
• Crece rápidamente
• Tiene color y bordes irregulares
• Sangra
• Se irrita frecuentemente
• Se encuentran en zona de fricción como planta del pie
• Son muy oscuros y se encuentran en zonas de difícil control, como cuero cabelludo, perianales etc.
• Nevos de gran tamaño

Nevos Melanocíticos

Los nevos melanocíticos son lesiones cutáneas benignas muy frecuentes que se encuentran en casi la totalidad de la población.

Pueden ser planos o sobre elevados, asintomáticos, de bordes bien delimitados, coloración regular y frecuentemente de diámetro pequeño (< 6 mm de diámetro ).

En su inicio las células névicas se localizan entre la epidermis y la dermis (unión dermo-epidérmica) y se denominan nevos junturales o de unión. En ese momento son lesiones planas de coloración marrón oscuro o negro.
A medida que pasa el tiempo, los grupos de melanocitos (tecas) proliferan y se extienden hacia la dermis, denominándose nevos melanocíticos compuestos.
El color de un nevo melanocítico se relaciona con la localización del pigmento (melanina). Si la mayoría de las células pigmentadas se encuentran en la epidermis (zona más superficial de la piel) la coloración será marrón, mientras que si se localiza en la epidermis y en la dermis superficial, marrón oscuro o negro, y si los melanocitos del nevo (nevocitos) se localizan en la dermis profunda la lesión adopta un color azulado (nevo azul).

El número de nevos melanocíticos que desarrolla una persona a lo largo de su vida es variable y se encuentra influenciada por factores genéticos y ambientales (especialmente el grado de exposición solar a que ha sido expuesta la piel).

Los nevos melanocíticos son proliferaciones dinámicas que cambian a lo largo de la vida. Se suelen oscurecer con la exposición solar o durante el embarazo y en la edad adulta tienden a perder progresivamente su pigmentación e incluso pueden desaparecer en edades avanzadas.

Tipos de nevos melanocíticos:

A) NEVOS MELANOCÍTICOS CONGÉNITOS.
Pueden ser de tamaño muy variable y oscilan entre pocos milímetros hasta ocupar una gran parte de la superficie corporal. Se han dividido empíricamente en nevos melanocíticos congénitos de pequeño tamaño, de tamaño intermedio, y gigantes. Se ha descrito un riesgo aumentado para desarrollar un melanoma maligno especialmente en los nevos melanocíticos.

B) NEVOS MELANOCÍTICOS ADQUIRIDOS.
Son lesiones de tamaño, coloración, número variable. Son bien delimitadas y de coloración regular. Pueden ser planos o sobre elevados. Suelen ser más abundantes en las zonas expuestas al sol.

C) NEVOS ATIPICOS.
Los nevos atípicos son lunares con bordes irregulares, color difuso y/o de gran tamaño. Estos pacientes precisan controles clínicos y dermatoscópicos periódicos. El tratamiento quirúrgico preventivo es de suma importancia. Muchas de estas lesiones son convenientes extirparlas quirúrgicamente y enviarlas a un dermatopatólogo para que realice un adecuado diagnóstico.

Consejos prácticos:
• Fotoprotección
• Autoexploración
• Controles dermatológicos regulares

Testimonio de pacientes:
Lo invitamos a mirar los siguientes videos con el relato de pacientes que han recibido este tratamiento en nuestros Centros Médicos:

Para agendar un turno en Sucursal Caballito, ingrese aquí
Para agendar un turno en Sucursal Belgrano, ingrese aquí
Para agendar un turno en Sucursal Pilar, ingrese aquí

Consultas vía internet:

Si tiene dudas o consultas sobre el procedimiento, ingrese aquí.

Compartir en Share on Facebook33Tweet about this on Twitter